Namaste Centro de Yoga

Beneficios del YOGA

El Yoga aporta mejoras considerables en todos los estados de la persona: en el físico, el mental y el espiritual. Sus principales beneficios se resumen en:

Flexibilidad general
el alumno notará un gradual aflojamiento en su rigidez muscular, y eventualmente, algunas posturas que parecían imposibles dejarán de serlo. La desaparición de dolores y tensiones será notable.
Fuerza
los músculos fuertes nos protegen de dolencias como la artritis y el dolor de espalda, y ayudan a prevenir caídas. La fortaleza se equilibra con la flexibilidad, mientras que en el gimnasio generalmente se consigue fuerza a expensas de la flexibilidad.
Alineamiento
Cuando la cabeza está bien equilibrada sobre una espalda elongada, los músculos del cuello y la espalda necesitan mucho menos esfuerzo para sostenerla. Una mala postura de la cabeza puede ocasionar fatiga, lesiones y dolencias en cuello, espalda y otros músculos y articulaciones.
Mejora de la circulación
La práctica de asanas hace que la sangre fluya. El Yoga transporta más oxígeno a las células, las cuales funcionan con mejores resultados. También mejoran los niveles de hemoglobina y células rojas, que transportan el oxígeno a los tejidos.
Corazón a punto
Las asanas y los ejercicios respiratorios pueden aumentar la mejora de las condiciones cardiovasculares. La práctica del Yoga baja los latidos del corazón en reposo, aumenta su fortaleza e incrementa su potencial de suministro de oxígeno durante el ejercicio. Además, mejora la presión arterial.
Menos estrés
la práctica del Yoga desciende el nivel de cortisol (hormona del estrés). También mejora los estados depresivos, produciendo un aumento significativo del nivel de serotonina.
Cuestión de peso
moverse más y comer menos. Este es el adagio de cualquier persona que sigue una dieta. El Yoga puede ayudar en ambos frentes. Una práctica regular te pone en movimiento y te ayuda a quemar calorías. El Yoga también te puede inspirar a volverte más consciente de tus hábitos alimenticios.
Músculos sin tensión
nuestros hábitos inconscientes ocasionan tensión crónica, fatiga muscular, sensibilidad dolorosa en muñecas, brazos, hombros, cuello y cara, lo que incrementar el estrés y empeorar el estado de ánimo. Al practicar Yoga, comienzas a darte cuenta de dónde tienes las tensiones. En muchos casos podemos liberarnos de la tensión simplemente haciéndonos conscientes de que existe.
Restauración y descanso
el Yoga puede ayudar a mitigar el ajetreo histérico de la vida moderna y mejorar los ritmos del sueño.
Capacidad respiratoria
el Yoga mejora la función respiratoria, incluyendo el volumen máximo de aliento y la eficiencia en la espiración
Mejora de la autoestima
si practicas regularmente tendrás acceso a un aspecto distinto de ti mismo. Experimentarás sentimientos de gratitud, empatía y perdón, así como un sentimiento de pertenencia a algo más grande.
Mejora en las relaciones
el cultivo del soporte emocional de amigos, familia y comunidad ha demostrado repetidas veces que mejora la salud y la sanación. Una práctica regular de Yoga ayuda a desarrollar el sentido de la amistad, la compasión y la ecuanimidad.